China_Beijing_Calle_Wangfujing_bichos_para_comer

Hablando de gastronomía es normal pensar en las especialidades y delicias de cada país; pero en Beijing el mercado nocturno de Donghuamen nos aporta algo diferente.

Situado en la salida norte de la concurrida calle comercial Wangfujing, descubrimos una hilera de puestos de comida sirviendo una gran variedad de comida china, como los fideos o los rollitos de primavera.

China_Beijing_Mercado_nocturno_de_Donghuamen_serpiente_a_la_plancha

A punto de comer serpiente a la plancha

Aunque lo que ha hecho verdaderamente famoso a este mercado, y es motivo de atracción turística, son los bocados más inusuales. Podemos encontrar casi cualquier bicho ensartado en un palo, algunos de ellos todavía vivos antes de ser pasados por aceite; arañas, escorpiones, ciempiés, gusanos de seda, lagartijas, estrellas y caballitos de mar, entre otras “delicattesen”.

Yo me atreví con la serpiente, que no sabe a pollo y tiene una textura parecida a la del calamar o la sepia. Al estar cocinada a la plancha lo que más notas al masticarla es el sabor de las especias; mientras que la carne, un tanto chiclosa, cuesta separarla del palo.

Si decides arriesgarte con la experiencia, el mercado cierra a la 10 de la noche, momento en el que apagan los farolillos que alumbran los puestos y empiezan a desmontar los tenderetes.

Pin It on Pinterest

Share This