Sigulda

Castillo_Sigulda

Cuando se visita Letonia no se debe dejar de pasar la oportunidad de visitar una de las maravillas que ofrece la naturaleza de este interesante país.

A tan sólo 53 km de Riga se encuentra la pequeña ciudad de Sigulda, la cual por su ubicación montañosa a las orillas del río Gauja ha adquirido el nombre de “la Suiza de Letonia”. Debido su privilegiada posición, en está pintoresca ciudad podemos encontrar cuevas, bosques, castillos y la oportunidad de realizar actividades recreativas como rafting, acampar, viajar en teleférico, entre otras.

Bobsleigh_pista_Sigulda

Pista de bobsleigh

Una de las atracciones más conocidas es la pista de bobsleigh a la cual el público puede acceder y montar un trineo no sólo en invierno, sino en verano también, ya que se utiliza un trineo especial con ruedas. El precio por persona por disfrutar 1200 metros de adrenalina a una velocidad aproximada de 100 km/h ronda los 10 €. La cual vale la pena.

Sigulda_trioviajero_bobsleigh

El trío en acción

A tan sólo 10 minutos de la estación de tren, encontramos el colorido Castillo de Sigulda, rodeado de áreas verdes y exhibiciones durante el verano. Pasando este Castillo, encontramos las ruinas de un castillo medieval en el cual se ofrecen conciertos y festivales de música durante el verano.

Se puede llegar en tren o en bus desde Riga, en tan sólo 1 hora 10 minutos y por aproximadamente 2 € el boleto por viaje es posible pasar un día alejado de los ruidos de la ciudad.

Castillo Devin

Castillo_Devin

Existen infinidad de atractivos turísticos a las afueras de las ciudades que uno visita, los cuales pasan desapercibidos por falta de tiempo o planeación. Muchas veces basta con tomar un autobús, tren o barco y un par de horas extra para poder apreciar un magnifico lugar o increíbles panoramas. Este es el caso del Castillo Devín.

Castillo_Devin_Bratislava

Localizado a tan sólo 11 km del centro de Bratislava, encontramos el famoso castillo en ruinas sobre un acantilado de 212 m, justo donde confluyen el gran Danubio y el río Morava. Los orígenes del Castillo Devín se remontan al período Neolítico, pues su ubicación estratégica fue de vital importancia para controlar diferentes rutas de comercio, del ámbar y posteriormente durante el imperio Austro-Húngaro. Sin embargo, tras la invasión de Napoleón, el castillo fue destruido en 1809.

Castillo_Devin_Panorama

Aunque el castillo está en ruinas, el sitio ofrece una espectacular vista de la región y la confluencia de los ríos, así como una pequeña exhibición de la historia del castillo y acceso a la primera iglesia cristiana al norte del Danubio, construida por los Romanos.

El castillo está abierto todo el año excepto los lunes. De octubre a abril (10:00 – 16:30) y de mayo a septiembre (10:00 – 17:30, sábados y domingos hasta las 18:30).

La manera más fácil de llegar es tomando el autobús 28 o 29 debajo del puente SNP (Most SNP), sin embargo, la mejor alternativa es en barco  con salidas a las 10:00 y 14:30 desde el pequeño puerto ubicado a unos pasos de la ciudad vieja. El barco sólo opera de abril a septiembre y el precio del boleto ida y vuelta es de 10 €, por lo que se recomienda comprarlo con anticipación, ya sea en el puerto o a través de su página.

Pin It on Pinterest