Sziklatemplom

Sziklatemplom

La Iglesia en la Roca (Sziklatemplom) está ubicada en Budapest, y más concretamente en Buda (al oeste del Río Danubio), dentro del Monte Gellért aprovechando una serie de cuevas formadas por las aguas termales de la zona; y por lo tanto bajo la Citadella y su Estatua de la Libertad, y al lado de los famosos baños de Gellért cruzando el Puente de la Libertad.

Es relativamente joven porque fue fundada en 1929 por monjes paulinos tras un viaje a Lourdes. Durante la Segunda Guerra Mundial fue un hospital y un asilo. Durante la época comunista fue sellada, los monjes arrestados y su superior ejecutado. Volvió a abrirse en 1991 y hoy en día funciona como iglesia y como destino turístico.

Sziklatemplom

La entrada es gratuita y abre a diario, pero existe una audio-guía en varios idiomas que cuesta 2€ y que cuenta su historia. Merece la pena visitar la gruta para comprobar cómo sacaron provecho a cada pequeña caverna, y por el patrimonio histórico húngaro que atesora en su interior. También fue llamada la Cueva de San Iván, por un monje ermitaño que vivió en ella y curaba a peregrinos gracias a sus aguas termales.

Sziklatemplom
Sziklatemplom

Sziklatemplom

Szimpla Kert

El pub Szimpla Kert (“Jardín simple”) es uno de los bares en ruina de referencia en Budapest (Hungría).

Hungria_Budapest_Zsimpla_Kert_1

Está ubicado en el barrio judío (como casi todos los bares de este tipo), muy cerca del metro de Astoria, y exactamente en Kazinczy u. 14. Se puede ir andando desde el río, en un paseo por el centro de la ciudad de unos 20 minutos desde el famoso Puente de las Cadenas. Abre todos los días menos el domingo y cierra a las 3:00h de la mañana. El aspecto desde fuera no invita a entrar, y ya dentro la sensación es extraña, pero os lo recomendamos.

Hungria_Budapest_Zsimpla_Kert_2Es un pub muy especial porque utiliza una antigua casa judía con patio central (de ahí el nombre de “jardín”). Lo más llamativo es que el edificio no está reformado, mezclando decadencia con estilo moderno, y con una distribución bastante caótica.

En su decoración encontramos elementos viejos como televisores o tuberías, y otros objetos reciclados. Cuenta con distintas salas y distintos ambientes, desde música en directo hasta proyecciones de cine. Ocupa varios pisos y está lleno de barras por lo que lo más recomendable es pedir algo de beber y perderte en su interior. Ofrecen muchos tipos de bebida, incluidas cervezas caseras; y también comida, por lo que se puede cenar allí por menos de 10€.

No es el único ‘ruin pub’ de Budapest, pero sí es el más famoso, figurando en la lista de los 100 mejores bares del mundo, y tercero en Europa, para la revista Lonely Planet.

Pin It on Pinterest