The Hermitage

The Hermitage (Escocia - Reino Unido - Europa) ⋆ Trio Viajero

Escocia está llena de bosques de ensueño, mágicos, medievales, con todo el encanto de otra época y con la naturaleza funcionando en estado puro. Entre ellos encontramos The Hermitage, junto a la pequeña localidad de Dunkeld, y a 100 km de Edimburgo. Se puede visitar de forma gratuita, pero el parking cuesta 2 libras. Tiene varias rutas en su interior, de unas 2 horas.

A nivel histórico destacamos que el bosque es “artificial”, fue creado por los duques de Atholl que, a lo largo del siglo XVIII, plantaron miles de árboles junto a su residencia de invierno. Siglos más tarde nos encontramos con árboles extraños y enormes, destacando los abetos de Douglas americanos (con más de 60 metros de altura), y propiciando ese entorno de fantasía.

The Hermitage (Escocia - Reino Unido - Europa) ⋆ Trio Viajero

The Hermitage bordea el río Tay y es atravesado por el pequeño río Braan, sobresaliendo en éste las cascadas Black Linn. Además tiene pocos edificios antiguos y un puente de piedra muy bien integrados, algunos de ellos están dedicados al poeta ciego irlandés Ossian, como una cueva para ermitaños, o un edificio circular desde el que se puede disfrutar de la cascada, el Ossian’s Hall. Es, sin duda, uno de los bosques accesibles más bonitos de Escocia.

The Hermitage (Escocia - Reino Unido - Europa) ⋆ Trio Viajero
The Hermitage (Escocia - Reino Unido - Europa) ⋆ Trio Viajero

The Hermitage

Hidroeléctrica a Machu Picchu

Hidroeléctrica a Machu Picchu (Cuzco - Perú - América)

Para llegar a Machu Picchu, esa gran Maravilla de la Naturaleza en Perú, existen varias opciones, aunque no demasiadas. La más cómoda es el tren turístico que sale prácticamente desde Cuzco, pero también es la más cara, unos 120€. Pero para nosotros, mochileros, la mejor opción y la más barata, es caminar por las vías de otro tren, desde la central hidroeléctrica hasta Aguas Calientes (o pueblo Machu Picchu).

Llegar a la central hidroeléctrica desde Cuzco es sencillo pues todas las empresas de tours lo ofrecen en la ciudad por unos 30€ (ida y vuelta, permitiendo que la vuelta pueda ser varios días después). Eso sí, la ruta con combi o minibus no es cómoda y dura 7 horas en las que normalmente hacen algunas paradas para comprar e ir al baño, y cuya última parte es la más bonita.

Hidroeléctrica a Machu Picchu (Cuzco - Perú - América)

Una vez en la hidroeléctrica seguiremos las vías del tren y bordeando el río Vilcanota, sin pérdida y bien preparadas para caminar a su lado durante unos 11 kilómetros muy agradables, ya que prácticamente todo el camino es llano y los paisajes son espectaculares, con selva de monte alrededor. Hay que tener cuidado con el tren porque aunque avisa, se ve bien y va bastante lento puede pillarnos desprevenidos haciendo alguna foto. Aconsejamos no ir con auriculares y música para estar atentos, y para disfrutar de los sonidos del entorno. El camino se recorre facilmente en unas 3 horas, incluso parando para hacer fotos, refrescarse en el río o comprar avituallamiento por el camino.

Hidroeléctrica a Machu Picchu (Cuzco - Perú - América)
Hidroeléctrica a Machu Picchu (Cuzco - Perú - América)

Hidroeléctrica

Vinicunca

Vinicunca (Montaña Arcoiris) - Perú

Vinicunca es una montaña espectacular de Perú, también llamada la “Montaña de siete colores” o “Montaña arcoiris”, nombres que tienen mucho sentido porque a lo largo de la ruta, y sobre todo en su cumbre, podemos apreciar diferentes colores, fruto de las distintas mezclas de compuestos de su tierra, especialmente de metales diversos. Amarillos, ocres, rojos, azules, grises, verdes, etc… forman un paisaje mágico en el corazón de los Andes.

Es novedosa en cuanto a turismo, ya que se hizo famosa hace apenas 2 años. La ruta está bastante transitada (sin llegar a niveles de Machu Picchu) y los habitantes ofrecen caballos para ayudar en la subida a los menos preparados. Y es que el ascenso, a pie, tiene una dificultad medio-alta ya que la altura final son unos 5.000 msnm y lleva unas 3 horas. Conviene aclimatarse un par de días antes, y tomar mucho mate de coca para evitar el soroche (mal de altura). Un esfuerzo que merece mucho la pena.

Vinicunca (Montaña Arcoiris) - Perú

A lo largo del camino también se ven llamas y alpacas disfrutando de la hierba y el agua fresca que corre por el valle. Además de poder disfrutar de la vista majestuosa del nevado Ausangate. La forma de llegar es mediante algún tour contratado en Cuzco, y la duración es de un día entero. La mayoría de los tours incluyen desayuno y almuerzo en restaurantes de la zona de Pitumarca, integrados en el ambiente local andino. La montaña es privada, el dueño es un habitante de la zona que la ha heredado de sus antepasados, y la entrada cuesta 10 soles (3 €).

Vinicunca (Montaña Arcoiris) - Perú
Vinicunca (Montaña Arcoiris) - Perú

Vinicunca

Livadhet e Gjarpërit

Albania_Valbona_Livadhet-e-Gjarpërit_RutaLas “praderas de las serpientes” (Livadhet e Gjarpërit) están en Valbona (Albania), uno de los valles más bonitos que hemos visitado. Reducto natural en los Alpes Dináricos que merece la pena descubrir. Esta es una ruta preciosa de nivel medio-bajo.

Albania_Valbona_Livadhet-e-Gjarpërit_VacaLa ruta empieza en la carretera de Valbona en el punto Maja e Gjarpërit (“La punta de la serpiente”), un sendero de 600 metros que lleva hasta un camino rural de camiones o vehículos 4×4; y que no abandonaremos hasta el final, en el mirador “la roca del búho”,terraza natural con vistas magníficas del valle.

La ruta atraviesa las huertas comunitarias de Gurihul, llenas de ciruelos plantados durante la época comunista que aún dan ciruelas en otoño. En esa época hay que tener precaución porque a los osos les gustan cuando ya están muy maduras, y es posible ver huellas entre los árboles, aunque es difícil verlos porque huyen de los seres humanos. A lo largo del camino nos encontraremos con todo tipo de animales: insectos, reptiles, aves y animales de granja; así como vegetación propia de valles y montañas.

Albania_Valbona_Livadhet-e-Gjarpërit_Casa-KadrisAllí viven familias de pastores, que en primavera y verano cuidan del ganado. Ofrecen comida típica casera (quesos, cremas, sopas, té de montaña, etc…) a los visitantes por unos 500 leke (menos de 4€). La familia Kadris fue muy amable y su hija habla inglés.

El recorrido tiene unos 8 km de distancia,  y el tiempo total dedicado para disfrutar del entorno puede ser entre 7 y 10 horas, incluyendo la vuelta.

Albania_Valbona_Livadhet-e-Gjarpërit_panorama

Hay más rutas en Valbona, la mayoría están bien señalizadas, gracias al extraordinario trabajo de protección y restauración de trabajadores y voluntarios de Journey to Valbona.

Pin It on Pinterest