Stari Bar

Stari Bar (Bar - Montenegro - Europa) ⋆ Trio Viajero

Stari Bar (“el viejo Bar“) es un pequeño pueblo de 2000 habitantes al sur de Montenegro, y uno de los yacimientos medievales más importantes en los Balcanes y el Mediterráneo. Ubicado a los pies del monte Rumija, fue dominado por ilirios, griegos, romanos, bizantinos, eslavos, venecianos, magiares y otomanos pasaron por sus calles, modificando su Historia, arquitectura y costumbres. Estilos góticos, renacentistas y barrocos se mezclan con elementos de influencia oriental.

Está ubicado cerca del mar, pero en el interior, y se puede llegar en autobús o en coche desde Bar, la ciudad nueva (que sí está en la costa), ubicada a 4 km de Stari Bar, y a medio camino entre Budva y Ulcijn. Lo más importante es el interior de la fortaleza, que conserva los edificios más característicos y las ruinas antiguas. Pero el camino de subida también es interesante, una calle empedrada serpenteante donde podemos encontrar tiendas de regalos y restaurantes.

Stari Bar (Bar - Montenegro - Europa) ⋆ Trio Viajero

Stari Bar fue una ciudad fuertemente fortificada, dañada por las distintas ocupaciones y por un terremoto hace 40 años. Durante más de mil años fue un núcleo europeo importante, con iglesias, mercados, palacios, baños, pozos, casas, torres, plazas y hasta un acueducto. Se puede visitar por 2€ y una visita completa puede llevar alrededor de 2 horas, ya que hay muchos edificios interesantes. Hoy en día continúan los trabajos de restauración, e incluye algunas exposiciones artísticas de gente local.

Stari Bar (Bar - Montenegro - Europa) ⋆ Trio Viajero
Stari Bar (Bar - Montenegro - Europa) ⋆ Trio Viajero

Stari Bar

Szlak Orlich Gniazd

Trío Viajero > Szlak Orlich Gniazd (Polonia - Europa) > Castillo Ogrodzieniec

Los amantes de la Edad Media pueden encontrar una ruta maravillosa llena de castillos y fortalezas en Polonia, la llamada “Ruta de los nidos de águila“, o en su nombre original: Szlak Orlich Gniazd. También es interesante para los enamorados de la naturaleza, o para quienes quieran salir con el coche (o en bicicleta) por carreteras espectaculares; de hecho, cualquier viajero disfrutará en esta ruta medieval (siglo XIV). Además, cualquier motivo es bueno para visitar la siempre sorprendente Polonia.

Esta ruta va desde Czestochowa hasta Cracovia, pasando por pueblecitos polacos con mucho encanto, y recorriendo algunos bosques y Parque Naturales (como el de Ojców). El recorrido total es de menos de 150 km, pero recomendamos dividir la ruta en varias etapas y dormir en la zona, para poder visitar varios de los casi 30 castillos ubicados en las cimas de colinas de roca caliza (de ahí su nombre: nidos de águila). Su estilo es gótico y están construidos con la misma piedra caliza sobre la que se elevan, por lo que su color principal es el blanco.

Trío Viajero > Szlak Orlich Gniazd (Polonia - Europa) > Castillo Ojców

Algunos están en ruinas y su visita es de acceso libre, como los de Olsztyn, Rabsztyn o Mirów; otros están reformados y se pueden visitar con guía, como los de Bobolice (precioso), Pieskowa Skała u Ojców; y otros a medio restaurar y con acceso de pago, como Ogrodzieniec, escenario de películas y leyendas, como la de su Perro Negro, criatura fantasmal que acecha por la noche. Fueron ordenados por el rey Casimiro III de Polonia con el propósito de proteger a Cracovia de tropas invasoras.

Trío Viajero > Szlak Orlich Gniazd (Polonia - Europa) > Castillo Olsztyn
Trío Viajero > Szlak Orlich Gniazd (Polonia - Europa) > Castillo Bobolice

Olsztyn

Rabsztyn

Mirów

Bobolice

Pieskowa Skała

Ojców

Ogrodzieniec

Castillo Poenari

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari

El castillo o ciudadela de Poenari está ubicado en Rumanía, y se accede a él a través de la carretera Transfăgărășan (de las más bonitas del mundo), a unos 25km de Curtea de Argeș, capital histórica de Valaquia. Se encuentra en una posición elevada dentro del valle del río Argeș, cerca a las montañas Făgăraş, en un entorno natural privilegiado. Eso sí, hay que tener cuidado por los osos que habitan en la zona, por lo que aconsejamos seguir estas recomendaciones.

El castillo Poenari es el auténtico castillo de Vlad Tepes, el príncipe rumano que sirvió de inspiración a Bram Stoker para crear a Drácula. Es menos turístico que otros pero se debe, sobre todo, a su difícil acceso, a su estado semi-ruinoso y a estar fuera de la ruta turística rumana más habitual por Transilvania, donde sí se sitúa el castillo de Bran, que han utilizado como reclamo para Drácula. Fue construido en el siglo XIII, y utilizado intermitentemente hasta el siglo XVII. Vlad III el Empalador lo utilizó como principal baluarte contra los otomanos en el siglo XV.

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari

Subir hasta la cima de Poenari no es tarea sencilla, ya que la escalera de acceso está compuesta por más de 1400 escalones en distintos tramos (unos 30 minutos para su ascenso), a través del conocido como Bosque de los Empalados, con estacas clavadas en los cuerpos de sus enemigos, que el príncipe utilizaba como advertencia para quienes osaran subir hasta el castillo. En general, la dificultad no es elevada pero sí se necesitan condiciones físicas mínimas, y recomendamos subir con agua y dulces. La entrada es barata, mucho más que para otros castillos. Como está en ruinas y es pequeño la visita no dura más de 30-40 minutos, leyendo los pocos carteles que explican la historia del castillo y de Vlad. Lo más llamativo son las vistas impresionantes al valle.

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari
Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari

Castillo Poenari

Kruja

Kruja (Krujë en albanés) es un pequeño pueblo al norte de la capital Tirana, pero con mucha historia y un encanto especial, con sabor a leyenda antigua y turismo renovado. Y es que hablar de Kruja es hablar de Skanderbeg, el héroe nacional de Albania y uno de los personajes más interesantes y desconocidos de la Historia de Europa. Esta fue su cuna; y su castillo, el escenario principal de su batalla por la libertad contra el imperio otomano.

Castillo de Kruja

El castillo, ubicado en la cima de la colina, se puede visitar por muy poco dinero, y merece la pena porque su interior conserva bien el legado de Albania; así como, por ejemplo, la colaboración de Albania y España (época de Alfonso V) contra Turquía. Armas, escudos, murales, cuadros, habitaciones bien conservadas y una vista panorámica del valle completan la visita, cuya duración puede ser de entre 2 y 3 horas.

Pero no todo en Kruja es su castillo. Está rodeada de montañas y tiene algunas otras edificaciones históricas interesantes, como torres, museos, mezquitas y minaretes. Además la calle comercial que sube hasta la entrada principal está conservada en su estilo antiguo, organizando una especie de bazar a sus lados, que recuerda a otras zonas y otros tiempos.

Calle comercial de Kruja

Llegar a Kruja desde Tirana es relativamente sencillo, está a unos 30 km y la duración del viaje son unos 50 minutos en autobús. Estos se pueden coger, a veces incluso al vuelo, en la estación de la calle Dritan Hoxha, preguntando a la gente o a los conductores. Además hay bastante frecuencia diaria, por lo que se puede ir y volver en el mismo día.

Castillo de Kruja
Castillo de Kruja

Krujë

Ciudadela de Rasnov

Rasnov_pueblo

En la vastedad de Transilvania, a tan sólo 15 km de Brasov, encontramos el pequeño pueblo de Rasnov, mejor conocido por su ciudadela ubicada a 150 metros de altura sobre la cima de la montaña adyacente.

Rasnov_bandera_rumania

Panorama

La fortaleza fue construida entre los años 1211 a 1225 por orden de los Caballeros Teutónicos, debido a su ubicación en la ruta de comercio entre Transilvania y Valaquia, se convirtió en un importante centro de comercio. La ciudadela logró ser penetrada sólo una vez y permaneció activa hasta 1850 debido al estado ruinoso en el que se encontraba ocasionado por incendios y un terremoto.

Para acceder a la ciudadela hay 3 maneras, siendo la más fácil en auto; tomando el funicular al pie de la montaña o bien caminando cuesta arriba por la vereda a través de un agradable bosque durante unos 15 minutos. La entrada cuesta 10 lei, aproximadamente 2,5 €. Una vez dentro se puede apreciar la impresionante vista hacia los Cárpatos, al pueblo y los alrededores.

casas_ciuadedela_Rasnov

Casas dentro de la ciudadela

Para llegar desde Brasov basta con tomar en la Autogara 2 (segunda estación de autobuses) cualquiera de los autobuses que van hacia Bran y pedirle al conductor que te baje en Rasnov, de ahí caminar 10 minutos hacía la montaña atravesando el pueblo de Rasnov, el trayecto cuesta sólo 4 lei.

Pin It on Pinterest