Orheiul Vechi

Trio Viajero - Moldavia - Orheiul Vechi

El Viejo Orhei (“Orheiul Vechi“) es un complejo arqueológico, histórico y religioso en la zona de Trebujeni (Moldavia), a unos 50 km al norte de la capital Chisinau. Está formado por un monasterio ortodoxo, una capilla, una cruz antigua y algunos otros restos arqueológicos que datan desde el Paleolítico o la Edad del Hierro hasta la Edad Media. Ha sido una zona de paso y dominación a lo largo de los siglos. Además la zona pertenece al único parque nacional de toda Moldavia.

La zona es bonita, y transmite paz. La mayoría de puntos de interés están en la cima de una colina flanqueada por el serpenteante río Raut. Además las vistas y paisajes son agradables, sin ser espectaculares. Destaca la capilla y la torre de la campana, así como una cruz tallada en la roca en uno de sus puntos más altos. Alrededor hay varias aldeas moldavas con mucho encanto, alojamientos tradicionales y restaurantes para los turistas, así como rústicos puestos con recuerdos.

Trio Viajero - Moldavia - Orheiul Vechi

Pero lo que más llama la atención en Orheiul Vechi es el monasterio ortodoxo del siglo XIII excavado en la propia colina, con una escalera para acceder a él y un balcón natural con vistas al río. Es pequeño e incluye algunos frescos, altares y cuadros, así como las celdas donde dormían los monjes en aquel momento. Se cerró durante la época soviética, y se volvió a abrir hace unos 20 años. Hoy es un destino de peregrinaje ortodoxo. Como curiosidad se pueden ver conchas antiguas integradas por todas las paredes y algunas sustituidas por monedas.

Trio Viajero - Moldavia - Orheiul Vechi
Trio Viajero - Moldavia - Orheiul Vechi

Orheiul Vechi

Sziklatemplom

Sziklatemplom

La Iglesia en la Roca (Sziklatemplom) está ubicada en Budapest, y más concretamente en Buda (al oeste del Río Danubio), dentro del Monte Gellért aprovechando una serie de cuevas formadas por las aguas termales de la zona; y por lo tanto bajo la Citadella y su Estatua de la Libertad, y al lado de los famosos baños de Gellért cruzando el Puente de la Libertad.

Es relativamente joven porque fue fundada en 1929 por monjes paulinos tras un viaje a Lourdes. Durante la Segunda Guerra Mundial fue un hospital y un asilo. Durante la época comunista fue sellada, los monjes arrestados y su superior ejecutado. Volvió a abrirse en 1991 y hoy en día funciona como iglesia y como destino turístico.

Sziklatemplom

La entrada es gratuita y abre a diario, pero existe una audio-guía en varios idiomas que cuesta 2€ y que cuenta su historia. Merece la pena visitar la gruta para comprobar cómo sacaron provecho a cada pequeña caverna, y por el patrimonio histórico húngaro que atesora en su interior. También fue llamada la Cueva de San Iván, por un monje ermitaño que vivió en ella y curaba a peregrinos gracias a sus aguas termales.

Sziklatemplom
Sziklatemplom

Sziklatemplom

Vitosha

Vitosha es una montaña situada a las afueras de Sofía, capital de Bulgaria, y también su parque natural asociado (el más antiguo dentro de los Balcanes).

Bulgaria_Vitosha_BoyanaRecomendamos entrar al parque por la zona norte de Boyana, porque así se puede visitar la Iglesia de Boyana ortodoxa, medieval y Patrimonio de la Humanidad, famosa por sus frescos, representantes del arte cristiano medieval.

Bulgaria_Vitosha_cascadaDesde esa entrada visitar el parque es sencillo, hay rutas decentemente indicadas. La más bonita es la que lleva (tras varias horas de ascenso) hasta una cascada preciosa y un lago. Atravesando algunas zonas con vistas a la ciudad y columnas del teleférico que lleva a su cumbre. Es un paseo agradable y tranquilo, a través del bosque.

Hay líneas de tranvía y autobuses bastante regulares desde la ciudad (las que pasan por el bulevar Tsar Boris III), pudiendo visitarlo en el mismo día llevando el avituallamiento necesario (comida y bebida). También se puede dormir allí en algunos refugios, pero están cerrados la mayor parte del año. Y en invierno se puede esquiar y realizar otros deportes como escalada en paredes de hielo.

Bulgaria_Vitosha_paisaje

Kryziu Kalnas

Ubicada en Lituania, la Colina de las Cruces (Kryziu Kalnas en lituano) es un emplazamiento único en el mundo y muy sorprendente. Está cerca de la carretera que va hasta Riga (Letonia), a unos 10 kilómetros al norte de Siauliai, la cuarta ciudad más grande de Lituania, pero muy poco turística.

Lituania_Kryziu_Kalnas_Cristo

La colina alberga más o menos medio millón de cruces, no siendo posible realizar una medición ajustada porque aparecen nuevas a menudo. Estas cruces son de distinto tamaño, materiales y formas. También hay imágenes de Cristo y de la Virgen María. Es un emplazamiento religioso, indicado para peregrinaciones cristianas, y lugar de culto y oración.

Lituania_Kryziu_Kalnas_VirgenNo se sabe cuándo se empezaron a colocar las cruces, al menos tiene dos siglos de antigüedad. Durante la era de represión zarista se convirtió en un símbolo de identidad nacional y cultural, no solo religiosa. La URSS intentó destruirla cuatro veces, y cada vez volvía a resurgir gracias al empeño de los fieles anónimos lituanos. Incluso el Papa Juan Pablo II fue a visitar la colina, dejando allí su propia cruz.

Las sensaciones que se experimentan al visitar la colina van más allá de lo que se puede describir aquí, desde el respeto al asombro, desde la admiración al recogimiento.

Lituania_Kryziu_Kalnas_panoramica

Iglesia de San Juan en Kaneo

Macedonia_Ohrid_Iglesia_San_Juan_Kaneo

Dicen que Ohrid llegó a tener 365 capillas, una por cada día del año, aunque en la actualidad el número es mucho menor. De entre todas las que se conservan, en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, una de las más bellas es la Iglesia de San Juan en Kaneo.

Situada sobre una roca y dominando el lago, es su ubicación lo que la hace más atractiva, ya que es un sitio perfecto para contemplar el atardecer mirando al agua mientras disfrutamos de la paz y la tranquilidad del momento.

Para llegar hasta este rincón desde el centro de la ciudad hay que dejar a nuestra derecha la Iglesia de Santa Sofía, caminar por el puente de madera que bordea el acantilado y atravesar la playa de piedras que nos lleva hasta las escaleras de entrada. Aunque también se puede llegar caminando hacia abajo desde la Fortaleza de Samuel.

Pin It on Pinterest