Islas Ballestas

Islas Ballestas - Paracas - Perú - América (Trío Viajero)

Las islas Ballestas son un grupo de 3 islotes ubicados en el Pacífico y cercanos a la costa de Perú en la zona de Pisco, accesibles mediante lanchas en tour guiado desde el embarcadero de Paracas, de unas 2 horas de duración y a unos 30 minutos de travesía. Son famosas por las colonias de aves marinas, peces y mamíferos que las habitan o las usan de paso; así como por el guano (abono producido por los excrementos de las aves) que allí se obtiene.

Durante el recorrido desde Paracas se observa “El Candelabro”, un un geoglifo de grandes dimensiones (más de 150 metros de alto y 50 de ancho) sobre la ladera de una montaña de arena, que sirve de faro a los navegantes y cuyo origen sigue siendo un misterio: algunos investigadores lo relacionan con las líneas de Nazca, otros creen que es una representación de la Cruz del Sur, y otros que es de origen extraterrestre.

Islas Ballestas - Paracas - Perú - América (Trío Viajero)

Entre las especies que allí podemos encontrar habitualmente destacan los lobos marinos, los pingüinos de Humboldt, los grandes pelícanos y varias especies de aves guaneras como el guanay, el piquero o el zarcillo. Respecto al guano, hoy ha perdido algo de valor, pero hasta los albores del siglo XX era muy apreciado como abono potente para expandir cultivos a sitios donde sin él sería imposible. Fue tan importante que fue causa de la Guerra del Pacífico a finales del siglo XIX, entre Perú-Bolivia y Chile.

Islas Ballestas - Paracas - Perú - América (Trío Viajero)
Islas Ballestas - Paracas - Perú - América (Trío Viajero)

Islas Ballestas

Islas flotantes Uros

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Las islas flotantes de los Uros están dentro del lago Titicaca, en Puno (Perú). Se puede acceder a ellas mediante tours diarios en barco, contratados en las agencias de la ciudad o directamente en el puerto de Puno. En ellas habitan los descendientes de los Uros, tribu preinca que habla la lengua aimara y cuyo modo de vida está ligado al lago: pesca, caza de aves y turismo.

Cada isla tiene un presidente, y es habitada por unas pocas familias para soportar un peso adecuado a la estabilidad de estas islas artificiales. Actualmente hay unas 80 islas y en ellas viven menos de 300 familias. Las casas solo tienen una habitación, y suelen cocinar al aire libre para evitar incendios. Hay algunas islas más grandes, llamadas capitales. Y entre ellas y la tierra firme se desplazan en barcazas.

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Lo más llamativo de estas islas flotantes es el material con el que están construidas, la totora. La totora es una especie de junco resistente que crece en las orillas del Titicaca, y que es la piedra angular de los Uros. Con ella construyen, además de las islas, las casas, las sillas, las barcas y multitud de artesanía. Además les sirve de medicina y de comida, ya que la parte inferior, llamada chullo, es comestible.

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)
Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Uros

Inis Mór

Inis Mor - Puerto de Kilronan

Inis Mór (o Inishmore en inglés) es, literalmente, “la isla grande” de las tres islas de Arán. Y es la que tiene más cosas que ver en un día. Está ubicada en el Océano Atlántico, muy cerca de la bahía de Galway, en Irlanda. En ella viven menos de 1000 personas. Y es famosa por su tradición irlandesa, su tranquilidad y sus ruinas cristianas, pre-cristianas y celtas.

Se puede recorrer en minibus, a caballo, en bicicleta o caminando. Sus 31 km2 , con muy poco desnivel, hacen que merezca la pena alquilar una bicicleta todo el día para tener libertad de movimiento. El punto más importante es el fuerte Dún Aonghasa, un sitio arqueológico muy interesante y con vistas a unos acantilados muy bonitos. Sus tranquilas carreteras llevan a otros fuertes más pequeños, lugares como las Seven Churches (ruinas cristianas) o el Worm Hole (donde se realizan saltos acrobáticos de competición). También tiene playas bonitas, y se puede divisar una colonia de focas o tomar una pinta en el pub del puerto.

Inis Mor - Dún Aonghasa

Muchas compañías turísticas de Galway ofrecen llevarte en autobús hasta el puerto de Rossaveal y viaje en ferry por la mañana; así como la vuelta en ferry y autobús a la ciudad por la tarde. Los horarios de los ferrys están muy claros y bien establecidos. Y se pueden disfrutar 5-6 horas en la isla. Además, en el puerto de Kilronan, hay un supermercado para comprar el avituallamiento del día.

Inis Mor
Inis Mor

Inis Mor

Ferry a Staten Island

EEUU_NuevaYork_StatenIsland_FerryEs el ferry que comunica Manhattan con Staten Island en un trayecto de unos 30 minutos. Tiene dos atractivos principales: las vistas y el precio (gratis). Sale cada 30 minutos de la terminal Whitehall en el sur de Manhattan, hasta allí se puede llegar en metro en las líneas 1 (estación South Ferry) o 4 y 5 (estación Bowling Green); llegando a la la terminal St. George, en el distrito de Staten Island.

Es gratis porque lo financia la ciudad de Nueva York desde hace varias décadas, ya que resultaba más costoso, en tiempo y personal, cobrar 25 centavos por viaje. Basta con llegar a la terminal y esperar la cola de entrada, tanto a un lado del río Hudson como al otro.

EEUU_NuevaYork_StatenIsland_EstatuaLibertadLas vistas son increíbles, se puede apreciar todo el skyline del sur de Manhattan, incluida la Torre de la Libertad. También podemos ver de cerca la isla de la Libertad, con su estatua emblemática (más pequeña de lo que parece); así como la isla del Gobernador y la isla Ellis. Además divisaremos la costa del estado de Nueva Jersey o el puente de Verrazano (que conecta Staten Island con Brooklyn).

Es importante situarse en la parte derecha del barco desde Nueva York a Staten Island para contemplar todo mejor, o en la parte superior del barco para los más valientes, expuesta al viento y la lluvia. Y a la izquierda en la vuelta.

EEUU_NuevaYork_StatenIsland_Manhattan

Lokrum

Croacia_Lokrum_DubrovnikLokrum es una isla de 2km2 ubicada a 700m de la costa de Dubrovnik (Croacia), accesible desde el puerto viejo con ferrys (5€) o barcos-taxi (precio a negociar). El viaje dura 15 minutos. Avisamos de que no hay alojamientos en su interior.

Lokrum estuvo deshabitada hasta 1023, cuando los monjes benedictinos fundaron una abadía, cuyas ruinas aún hoy son visibles y donde se encuentra el único restaurante de la isla (recomendamos llevar comida propia). Además son muy interesantes el jardín botánico, el fuerte real napoleónico -situado en su punto más alto, el Monte Glavica, a 96 m sobre el mar- o el palacio del archiduque Maximiliano de Austria.

Croacia_Lokrum_PavoRealEs divertido cruzarte con los “habitantes del lugar”, pavos reales y conejos, así como disfrutar de la flora, de varias partes del mundo, que cubre la isla; dando todo ello un aspecto exótico al ecosistema, declarado Reserva Forestal y Natural.

Su principal atractivo es el mar que la rodea, el Mar Adriático, de agua verde y cristalina. Como en el resto de Croacia, los accesos son complicados, en muchas ocasiones se tiene que realizar desde rocas o escaleras clavadas a las mismas, pero es parte de su encanto natural.

Croacia_Lokrum_LagoEn la isla, dependiendo del turismo del día, puedes disfrutar de zonas de costa casi privada. Destacaríamos el Mrvto More (Mar Muerto), un pequeño lago salado muy accesible, limpio y sin oleaje, unido al mar a través de una cueva.

En definitiva, si vas a pasar más de dos días en Dubrovnik os recomendamos dedicar uno completo a Lokrum, no os arrepentiréis.

Croacia_Lokrum_Rocas

Pin It on Pinterest