Transfăgărășan

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Transfăgărășan

La carretera Transfăgărășan, en Rumanía, es una carretera única en el mundo, magnífica, con casi 90 km de curvas, túneles y puentes, a través de uno de los parajes naturales más bonitos de Europa. Comunica las regiones de Transilvania (desde Sibiu) y Valaquia (desde Pitesti). Está enclavada en los Cárpatos, atraviesa las montañas Făgăraș y alcanza los 2000 metros de altitud. Si os gusta conducir debéis incluir esta carretera en vuestro viaje.

A lo largo de su recorrido encontramos bastantes paradas interesantes, tanto naturales como históricas. Desde el norte nos encontramos con la zona de Balea (río, lago y cascada) donde se pueden realizar actividades como subir por un teleférico. Más adelante encontramos la zona de Vidraru (lago, presa e hidroeléctrica), para terminar en el castillo de Poenari, el de Vlad “El Empalador”. Permanece cerrada unos 7 meses al año, desde Noviembre hasta Junio, durante la época de nieves.

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Transfăgărășan

Fue construida en los años 70 por el dictador Ceaușescu, como ruta estratégica tras la invasión soviética de Checoslováquia, durante la Guerra Fría, para evitar una invasión similar contra Rumanía a través de los Cárpatos. El proyecto fue militar, con una complejidad enorme, un uso descomunal de dinamita y la muerte de entre 40 y 100 soldados. Su sección norte forma parte habitual del tour ciclista nacional. La  Transfăgărășan ha aparecido en programas de motor, anuncios e incluso películas.

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Transfăgărășan
Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Transfăgărășan

Transfăgărășan

Laguna Huacachina

Laguna Huacachina (Ica - Perú - América)

La laguna de la Huacachina (“Mujer que llora” en quechua) es conocida como el “Oasis de América”, y es merecido ya que está en medio de un desierto. Es una pequeña laguna natural (aunque ahora ya abastecida artificialmente) con agua de color verde esmeralda procedente de corrientes subterráneas. A su alrededor han crecido palmeras, huarangos o eucaliptos, y sirve de paso para varios tipos de aves migratorias.

Está ubicada a solo 5 kilómetros de Ica (Perú) y se puede llegar fácilmente en taxi desde esa ciudad por unos 10 soles. Además en la laguna hay bastantes alojamientos y restaurantes; así como la posibilidad de alquilar tablas para sandboard, contratar una barca a pedales para disfrutar de la pequeña laguna, comprar artesanía o realizar tours con areneros por las dunas que se forman a su alrededor.

Laguna Huacachina (Ica - Perú - América)

Y es que el principal atractivo de la laguna son las enormes dunas que la sitian, accesibles a pie o mediante buggies areneros. Su gran altura es perfecta para obtener buenas vistas de Huacachina y de Ica, así como amaneceres y atardeceres espectaculares. La “mujer que llora” fue una princesa que perdió a su amor en la guerra, y al llorar en el desierto (donde se conocieron) formó la laguna y se convirtió en sirena. La mitología peruana es así de rica.

Laguna Huacachina (Ica - Perú - América)
Laguna Huacachina (Ica - Perú - América)

Laguna Huacachina

Islas flotantes Uros

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Las islas flotantes de los Uros están dentro del lago Titicaca, en Puno (Perú). Se puede acceder a ellas mediante tours diarios en barco, contratados en las agencias de la ciudad o directamente en el puerto de Puno. En ellas habitan los descendientes de los Uros, tribu preinca que habla la lengua aimara y cuyo modo de vida está ligado al lago: pesca, caza de aves y turismo.

Cada isla tiene un presidente, y es habitada por unas pocas familias para soportar un peso adecuado a la estabilidad de estas islas artificiales. Actualmente hay unas 80 islas y en ellas viven menos de 300 familias. Las casas solo tienen una habitación, y suelen cocinar al aire libre para evitar incendios. Hay algunas islas más grandes, llamadas capitales. Y entre ellas y la tierra firme se desplazan en barcazas.

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Lo más llamativo de estas islas flotantes es el material con el que están construidas, la totora. La totora es una especie de junco resistente que crece en las orillas del Titicaca, y que es la piedra angular de los Uros. Con ella construyen, además de las islas, las casas, las sillas, las barcas y multitud de artesanía. Además les sirve de medicina y de comida, ya que la parte inferior, llamada chullo, es comestible.

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)
Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Uros

Laguna de Huallhua

Laguna de Huallhua (Huancaya - Perú)

La laguna de Huallhua se encuentra en un paraje remoto del Perú. Está en la zona de Huancaya, una aldea rural con mucho encanto cuyos habitantes mantienen la esencia y las tradiciones de otros tiempos, a unas 7 horas de distancia desde Lima por carretera, pasando por San Luis de Cañete, Lunahuaná y Cotahuasi, y con un acceso difícil para vehículos sin ruedas apropiadas o tracción. También se puede llegar con excursiones organizadas, por ejemplo con Pakary Travel.

La laguna es una reserva natural debido a su biodiversidad, tanto de fauna como de flora; y forma parte del río Cañete. Su agua es cristalina y de color azul turquesa, apta para el baño pero bastante fría durante el invierno. Además tiene cascadas y saltos de agua entre otras pequeñas lagunas (o andenes de agua). Se pueden realizar deportes de río como canotaje o pesca, y atesora una piscifactoría de truchas que abastece a Huancaya.

Laguna de Huallhua (Huancaya - Perú)

Durante el recorrido hasta la laguna se pasa por varios miradores muy bonitos, así como por zonas de bosque y algunos puentes. Además la laguna de Huallhua tiene esa atmósfera mística de cuentos y leyendas, sobre todo centradas en una sirena que habita en ella (no en vano la propia laguna tiene esa forma), y que reclama el pago de ofrendas para portarse bien, tanto con los locales como con los turistas. En definitiva, un paisaje único, poco explotado y con todo el encanto de los rincones más escondidos.

Laguna de Huallhua (Huancaya - Perú)
Laguna de Huallhua (Huancaya - Perú)

Laguna de Huallhua

Glendalough

Glendalough (El valle de los mil lagos)

“El valle de los dos lagos” (Glendalough en gaélico) está en las montañas de Wicklow, en la costa este de Irlanda, a solo 60 km de Dublín. Es un paraje natural formado en un valle glacial milenario. Esencia agreste, indómita y romántica de la Irlanda más tradicional e icónica. Los dos lagos son el inferior (Lower lake), donde se encuentran la mayoría de construcciones históricas; y el superior (Upper lake) donde están las más antiguas.

El valle está plagado de ruinas de monasterios, capillas, cementerios, granjas y casas. Destaca una torre de 30 metros. Fue fundado por San Kevin en el siglo VI, y ampliado en siglos posteriores. Además sufrió varios ataques vikingos, destrozos del fuego, inclemencias del tiempo y saqueos ingleses. Generando un viaje de vuelta a la Edad Media mientras se visita esta porción especial de la historia de Irlanda.

Glendalough (El valle de los mil lagos)

Se puede llegar en coche fácilmente desde Dublín, disfrutando de la ruta a lo largo del río Slaney, o bien contratando algún tour en la capital que llegan a la zona en autobús, pero con tiempo limitado y más condicionados. Merece la pena perderse por el Parque Nacional de Wicklow porque es un lugar tranquilo y espiritual, o ascender hasta la St. Kevin´s Cell, donde hay vistas de todo el valle. Además la variedad de flora y fauna es sorprendente, sobre todo en cuanto a los distintos tipos de aves que pueden avistarse, como cisnes, mirlos, patos, garzas o martines pescadores.

Glendalough (El valle de los mil lagos)
Glendalough (El valle de los mil lagos)

Glendalough

Pin It on Pinterest