Islas Ballestas

Islas Ballestas - Paracas - Perú - América (Trío Viajero)

Las islas Ballestas son un grupo de 3 islotes ubicados en el Pacífico y cercanos a la costa de Perú en la zona de Pisco, accesibles mediante lanchas en tour guiado desde el embarcadero de Paracas, de unas 2 horas de duración y a unos 30 minutos de travesía. Son famosas por las colonias de aves marinas, peces y mamíferos que las habitan o las usan de paso; así como por el guano (abono producido por los excrementos de las aves) que allí se obtiene.

Durante el recorrido desde Paracas se observa “El Candelabro”, un un geoglifo de grandes dimensiones (más de 150 metros de alto y 50 de ancho) sobre la ladera de una montaña de arena, que sirve de faro a los navegantes y cuyo origen sigue siendo un misterio: algunos investigadores lo relacionan con las líneas de Nazca, otros creen que es una representación de la Cruz del Sur, y otros que es de origen extraterrestre.

Islas Ballestas - Paracas - Perú - América (Trío Viajero)

Entre las especies que allí podemos encontrar habitualmente destacan los lobos marinos, los pingüinos de Humboldt, los grandes pelícanos y varias especies de aves guaneras como el guanay, el piquero o el zarcillo. Respecto al guano, hoy ha perdido algo de valor, pero hasta los albores del siglo XX era muy apreciado como abono potente para expandir cultivos a sitios donde sin él sería imposible. Fue tan importante que fue causa de la Guerra del Pacífico a finales del siglo XIX, entre Perú-Bolivia y Chile.

Islas Ballestas - Paracas - Perú - América (Trío Viajero)
Islas Ballestas - Paracas - Perú - América (Trío Viajero)

Islas Ballestas

Belém

Monasterio de los Jerónimos de Belém

En Lisboa (Portugal) uno de los barrios más bonitos, y el más monumental, es Belém. Está a las afueras de la capital, a orillas del río Tajo en su desembocadura al Atlántico, y al oeste del famoso Puente 25 de Abril. Belém se puede recorrer en una hora, pero merece la pena dedicar más tiempo para visitar sus monumentos y disfrutar de sus dulces. Respecto a los dulces, aquí se producen los famosos “Pasteis de Belém” y su fábrica se puede visitar, degustarlos con un buen café o comprar para regalar.

Respecto a los monumentos, destacan 3 por encima de otros pequeños museos y parques. La Torre de Belém del siglo XVI, ubicada dentro del Tajo y concebida como torre defensiva rodeada de agua, se puede visitar pero es más bonita por fuera. El Monasterio de los Jerónimos, del mismo siglo, y uno de los ejemplos más brillantes del estilo gótico manuelino; en su iglesia están enterrados varios reyes, y su claustro, precioso, se puede visitar. Ambos son Patrimonio de la Humanidad. El tercero es el Padrão dos Descobrimentos, de la época de Salazar, como homenaje a los navegantes portugueses, muy sorprendente con sus 50 metros de altura.

A Belém se puede llegar muy facilmente desde el centro de Lisboa tanto en coche, como en tranvía (línea 15 desde la Baixa), como en tren (desde la estación de Cais do Sodré, en el río), o en barco con visita turística completa. Además, para los días de más calor allí hay algunos parques con bancos y sombra, haciendo muy agradable el paseo por esta parte de la Historia de Portugal.

Monumento aos Descobrimentos
Monumento aos Descobrimentos

Belém

Inis Mór

Inis Mor - Puerto de Kilronan

Inis Mór (o Inishmore en inglés) es, literalmente, “la isla grande” de las tres islas de Arán. Y es la que tiene más cosas que ver en un día. Está ubicada en el Océano Atlántico, muy cerca de la bahía de Galway, en Irlanda. En ella viven menos de 1000 personas. Y es famosa por su tradición irlandesa, su tranquilidad y sus ruinas cristianas, pre-cristianas y celtas.

Se puede recorrer en minibus, a caballo, en bicicleta o caminando. Sus 31 km2 , con muy poco desnivel, hacen que merezca la pena alquilar una bicicleta todo el día para tener libertad de movimiento. El punto más importante es el fuerte Dún Aonghasa, un sitio arqueológico muy interesante y con vistas a unos acantilados muy bonitos. Sus tranquilas carreteras llevan a otros fuertes más pequeños, lugares como las Seven Churches (ruinas cristianas) o el Worm Hole (donde se realizan saltos acrobáticos de competición). También tiene playas bonitas, y se puede divisar una colonia de focas o tomar una pinta en el pub del puerto.

Inis Mor - Dún Aonghasa

Muchas compañías turísticas de Galway ofrecen llevarte en autobús hasta el puerto de Rossaveal y viaje en ferry por la mañana; así como la vuelta en ferry y autobús a la ciudad por la tarde. Los horarios de los ferrys están muy claros y bien establecidos. Y se pueden disfrutar 5-6 horas en la isla. Además, en el puerto de Kilronan, hay un supermercado para comprar el avituallamiento del día.

Inis Mor
Inis Mor

Inis Mor

Tulum

Tulum México

Tulum fue una pequeña ciudad maya amurallada sobre rocas y acantilados. Está ubicado en la zona caribeña de México, a unos 130 km de Cancún, y dentro de la denominada Riviera Maya. Hoy en día es un sitio arqueológico y turístico donde podemos acercarnos un poco a aquella cultura prehispánica. Pertenece al Parque Nacional con el mismo nombre y está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Se puede dedicar una mañana entera a visitar las ruinas de los templos y otras edificaciones, así como caminar por las calzadas que los mayas diseñaron en su momento. Además a lo largo del recorrido se pueden ver carteles informativos sobre su cultura, religión, costumbres y tradiciones. La zona está cuidada y bien conservada, y funcionó como puerto comercial, observatorio astronómico (con varios edificios dedicados a su cosmogonía), y como fuerte defensivo frente a tribus rivales.

Tulum México

También podemos pasar un tiempo en la playa que Tulum protege, llamada Playa del Paraíso, a través de una escalinata dentro de la zona arqueológica. Desde allí la vista también es espectacular, y el agua azul turquesa cristalina invita a bañarse de forma irresistible. Tulum estaba habitada cuando llegaron los españoles en 1518, pero fue abandonada, y la selva se ocupó de ella hasta su restauración posterior.

Tulum México
Tulum México

Tulum

Sveti Stefan

Playa de Sveti Stefan (Montenegro)

La isla de Sveti Stefan (San Esteban) está ubicada en la Riviera de Budva (Montenegro). Y es, posiblemente, uno de los lugares costeros más bonitos de Europa. Toda la isla es un hotel de lujo y el acceso a la misma está restringido a una pasarela controlada, o mediante barcos. Pero no es necesario entrar para disfrutar de este paraje. Se pueden ver patos y cisnes en el agua, e incluso nadar con ellos, así como pequeños peces.

A los lados de la pasarela de acceso se abren dos pequeñas playas muy bonitas y de acceso libre y gratuito. La playa sur con piedras pequeñas, agua muy cristalina y de color azul turquesa. La playa norte con arena más fina. Además hay varios restaurantes, chiringuitos y venta ambulante de comida, pudiendo pasar todo un día de relax con la preciosa isla al fondo.

Puesta de sol en Sveti Stefan (Montenegro)

También se pueden apreciar las vistas de la isla desde la parada de autobús que conecta con el centro de Budva (cada hora más o menos y con una duración de viaje de unos 20 minutos por la costa), desde varios miradores de hoteles y restaurantes que están en la parte alta del pueblecito (ubicado en la ladera de una colina), o desde una ruta en a través de un bosque de pinos que bordea la costa por la parte norte de la isla. También se pueden realizar paseos a varios pequeños monasterios. Un lugar de ensueño para parejas, familias, amigos o viajeros solitarios.

Vista panorámica de Sveti Stefan (Montenegro)

Sveti Stefan

Pin It on Pinterest