Puerta de Hayu Marka

Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)

La Puerta de Hayu Marka o Portal de Aramu Muru es un lugar misterioso, mágico y sorprendente. Está ubicado muy cerca de Juli (Perú), al sur de Puno y cerca de la orilla del Lago Titicaca. Se puede llegar en coche desde toda esa zona hasta un camino no demasiado señalizado o bien contratando un tour guiado con alguna empresa desde Puno. La entrada a la zona es libre, pero a veces cobran entrada (5 soles).

El lugar en sí merece la pena, puesto que las piedras a su alrededor tienen formas extrañas, algunas parecidas a animales. El portal es de piedra maciza, está cincelado en la roca original y tiene unas dimensiones de 7 metros cuadrados, así como otra pequeña puerta con una hendidura circular a la altura de la cabeza en posición de rodillas. Fue redescubierto por un guía local, a través de un sueño, hace menos de 30 años.

Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)

Toda la información y la historia de este portal está aún poco contratada, pero merece la pena contarla. Según parece el sacerdote inca Aramu Muru, del templo de los Siete Rayos, se llevó el disco de oro sagrado de Coricancha (en Cuzco) para que no cayera en manos de los conquistadores españoles. Y recorrió el camino hasta el Titicaca huyendo de ellos. Una vez en el lago este sacerdote se puso en contacto con chamanes de la tribu aimara, que le hablaron de un portal hacia la “ciudad de los dioses” donde podría estar a salvo. Esos chamanes iniciaron el rito para abrir la puerta gracias al disco dorado y, tanto sacerdote como disco, desaparecieron en su interior. Hoy se rumorea que hay personas y chamanes actuales que ven, oyen o sienten cosas al apoyar la cabeza en el hueco circular de la pequeña puerta estanca (¿hecho por el disco?) y las manos a su lado.

Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)
Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)

Puerta de Hayu Marka

Islas flotantes Uros

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Las islas flotantes de los Uros están dentro del lago Titicaca, en Puno (Perú). Se puede acceder a ellas mediante tours diarios en barco, contratados en las agencias de la ciudad o directamente en el puerto de Puno. En ellas habitan los descendientes de los Uros, tribu preinca que habla la lengua aimara y cuyo modo de vida está ligado al lago: pesca, caza de aves y turismo.

Cada isla tiene un presidente, y es habitada por unas pocas familias para soportar un peso adecuado a la estabilidad de estas islas artificiales. Actualmente hay unas 80 islas y en ellas viven menos de 300 familias. Las casas solo tienen una habitación, y suelen cocinar al aire libre para evitar incendios. Hay algunas islas más grandes, llamadas capitales. Y entre ellas y la tierra firme se desplazan en barcazas.

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Lo más llamativo de estas islas flotantes es el material con el que están construidas, la totora. La totora es una especie de junco resistente que crece en las orillas del Titicaca, y que es la piedra angular de los Uros. Con ella construyen, además de las islas, las casas, las sillas, las barcas y multitud de artesanía. Además les sirve de medicina y de comida, ya que la parte inferior, llamada chullo, es comestible.

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)
Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Uros

Pin It on Pinterest