Pompi, el mejor tiramisú en Roma

Tiramisu_Pompi_RomaNo hay mejor lugar para comer un tiramisú que en su país de origen.

En la impresionante ciudad de Roma encontramos Pompi, una cafetería-pastelería cuya especialidad es este exquisito postre. Su eslogan bien describe al lugar “El reino del Tiramisú“. Hay varias sucursales de este “Reino” y aunque la principal está alejada del centro,  bien  vale la pena el trayecto para visitarla y deleitarse con la gran variedad sabores de tiramisú que ofrecen más allá del clásico, como fresa, plátano con chocolate, pistache, entre otros.

Para llegar a Pompi ubicado en Via Albalonga 7b-9-11  basta con tomar la línea A del metro y bajarse en la estacion “Re di Roma“, la cual es una plaza con forma de rotonda. Al salir de la estación del lado derecho estará la calle y a tan sólo 2 minutos se encontrará el lugar. Sobra decir que al ser una pastelería cuentan con una gran diversidad de postres que provocarán probar más de uno.

Evita la cola en el Coliseo

Italia_Roma_Coliseo_por_dentro

El Coliseo es el monumento más impresionante de Roma y por lo tanto el más visitado, lo que provoca grandes colas en la entrada, especialmente en los meses de verano y los fines de semana.

Y aunque no hay una formula mágica para evitar la cola sí que hay varias opciones para aligerar la espera, ya que  la fila más larga es la de la derecha, que lleva a las taquillas para comprar la entrada; pero puedes llegar hasta la puerta del Coliseo por la izquierda, con la entrada ya comprada.

Italia_Roma_Coliseo_por_fuera

Cola en la entrada del Coliseo

La entrada cuesta 12 €, dura dos días desde el primer uso, y además de al Coliseo permite la entrada al Foro Romano y a la colina del Palatino. Así que para los previsores y con un gasto extra de 2 € por entrada, la mejor opción pasar por comprarla online e imprimirla en casa.

Pero para los que nos gusta coleccionar entradas reales y no folios impresos, hay otra opción. Como la entrada vale para visitar los tres sitios puedes organizar tu visita pasando primero por el Palatino y comprando la entrada en la taquilla de la Via di San Gregorio, donde la fila debería ser bastante inferior a la del Coliseo.

Ahora bien, con cualquiera de las dos opciones anteriores recuerda ponerte en la cola de la izquierda, si es que hay una, o acercarte hasta la puerta; porque la gran hilera de la derecha será para los que no tienen entrada y que aún así podrán usar una tercera opción, que consiste en contratar un guía de los que se acercan ofreciendo sus servicios.

Con cualquiera de las tres opciones debes planear tu visita con tiempo, y aunque el Coliseo abre siempre a las 8:30, la última visita es una hora antes del cierre, que en verano es a las 19:00 pero que en invierno se adelanta hasta las 16:30. Cabe destacar además que el primer domingo de cada mes la entrada es gratuita, pero no quiero ni imaginarme el tamaño de la filas.

Pin It on Pinterest