Castillo Poenari

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari

El castillo o ciudadela de Poenari está ubicado en Rumanía, y se accede a él a través de la carretera Transfăgărășan (de las más bonitas del mundo), a unos 25km de Curtea de Argeș, capital histórica de Valaquia. Se encuentra en una posición elevada dentro del valle del río Argeș, cerca a las montañas Făgăraş, en un entorno natural privilegiado. Eso sí, hay que tener cuidado por los osos que habitan en la zona, por lo que aconsejamos seguir estas recomendaciones.

El castillo Poenari es el auténtico castillo de Vlad Tepes, el príncipe rumano que sirvió de inspiración a Bram Stoker para crear a Drácula. Es menos turístico que otros pero se debe, sobre todo, a su difícil acceso, a su estado semi-ruinoso y a estar fuera de la ruta turística rumana más habitual por Transilvania, donde sí se sitúa el castillo de Bran, que han utilizado como reclamo para Drácula. Fue construido en el siglo XIII, y utilizado intermitentemente hasta el siglo XVII. Vlad III el Empalador lo utilizó como principal baluarte contra los otomanos en el siglo XV.

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari

Subir hasta la cima de Poenari no es tarea sencilla, ya que la escalera de acceso está compuesta por más de 1400 escalones en distintos tramos (unos 30 minutos para su ascenso), a través del conocido como Bosque de los Empalados, con estacas clavadas en los cuerpos de sus enemigos, que el príncipe utilizaba como advertencia para quienes osaran subir hasta el castillo. En general, la dificultad no es elevada pero sí se necesitan condiciones físicas mínimas, y recomendamos subir con agua y dulces. La entrada es barata, mucho más que para otros castillos. Como está en ruinas y es pequeño la visita no dura más de 30-40 minutos, leyendo los pocos carteles que explican la historia del castillo y de Vlad. Lo más llamativo son las vistas impresionantes al valle.

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari
Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari

Castillo Poenari

Orheiul Vechi

Trio Viajero - Moldavia - Orheiul Vechi

El Viejo Orhei (“Orheiul Vechi“) es un complejo arqueológico, histórico y religioso en la zona de Trebujeni (Moldavia), a unos 50 km al norte de la capital Chisinau. Está formado por un monasterio ortodoxo, una capilla, una cruz antigua y algunos otros restos arqueológicos que datan desde el Paleolítico o la Edad del Hierro hasta la Edad Media. Ha sido una zona de paso y dominación a lo largo de los siglos. Además la zona pertenece al único parque nacional de toda Moldavia.

La zona es bonita, y transmite paz. La mayoría de puntos de interés están en la cima de una colina flanqueada por el serpenteante río Raut. Además las vistas y paisajes son agradables, sin ser espectaculares. Destaca la capilla y la torre de la campana, así como una cruz tallada en la roca en uno de sus puntos más altos. Alrededor hay varias aldeas moldavas con mucho encanto, alojamientos tradicionales y restaurantes para los turistas, así como rústicos puestos con recuerdos.

Trio Viajero - Moldavia - Orheiul Vechi

Pero lo que más llama la atención en Orheiul Vechi es el monasterio ortodoxo del siglo XIII excavado en la propia colina, con una escalera para acceder a él y un balcón natural con vistas al río. Es pequeño e incluye algunos frescos, altares y cuadros, así como las celdas donde dormían los monjes en aquel momento. Se cerró durante la época soviética, y se volvió a abrir hace unos 20 años. Hoy es un destino de peregrinaje ortodoxo. Como curiosidad se pueden ver conchas antiguas integradas por todas las paredes y algunas sustituidas por monedas.

Trio Viajero - Moldavia - Orheiul Vechi
Trio Viajero - Moldavia - Orheiul Vechi

Orheiul Vechi

Puerta de Hayu Marka

Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)

La Puerta de Hayu Marka o Portal de Aramu Muru es un lugar misterioso, mágico y sorprendente. Está ubicado muy cerca de Juli (Perú), al sur de Puno y cerca de la orilla del Lago Titicaca. Se puede llegar en coche desde toda esa zona hasta un camino no demasiado señalizado o bien contratando un tour guiado con alguna empresa desde Puno. La entrada a la zona es libre, pero a veces cobran entrada (5 soles).

El lugar en sí merece la pena, puesto que las piedras a su alrededor tienen formas extrañas, algunas parecidas a animales. El portal es de piedra maciza, está cincelado en la roca original y tiene unas dimensiones de 7 metros cuadrados, así como otra pequeña puerta con una hendidura circular a la altura de la cabeza en posición de rodillas. Fue redescubierto por un guía local, a través de un sueño, hace menos de 30 años.

Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)

Toda la información y la historia de este portal está aún poco contratada, pero merece la pena contarla. Según parece el sacerdote inca Aramu Muru, del templo de los Siete Rayos, se llevó el disco de oro sagrado de Coricancha (en Cuzco) para que no cayera en manos de los conquistadores españoles. Y recorrió el camino hasta el Titicaca huyendo de ellos. Una vez en el lago este sacerdote se puso en contacto con chamanes de la tribu aimara, que le hablaron de un portal hacia la “ciudad de los dioses” donde podría estar a salvo. Esos chamanes iniciaron el rito para abrir la puerta gracias al disco dorado y, tanto sacerdote como disco, desaparecieron en su interior. Hoy se rumorea que hay personas y chamanes actuales que ven, oyen o sienten cosas al apoyar la cabeza en el hueco circular de la pequeña puerta estanca (¿hecho por el disco?) y las manos a su lado.

Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)
Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)

Puerta de Hayu Marka

Glendalough

Glendalough (El valle de los mil lagos)

“El valle de los dos lagos” (Glendalough en gaélico) está en las montañas de Wicklow, en la costa este de Irlanda, a solo 60 km de Dublín. Es un paraje natural formado en un valle glacial milenario. Esencia agreste, indómita y romántica de la Irlanda más tradicional e icónica. Los dos lagos son el inferior (Lower lake), donde se encuentran la mayoría de construcciones históricas; y el superior (Upper lake) donde están las más antiguas.

El valle está plagado de ruinas de monasterios, capillas, cementerios, granjas y casas. Destaca una torre de 30 metros. Fue fundado por San Kevin en el siglo VI, y ampliado en siglos posteriores. Además sufrió varios ataques vikingos, destrozos del fuego, inclemencias del tiempo y saqueos ingleses. Generando un viaje de vuelta a la Edad Media mientras se visita esta porción especial de la historia de Irlanda.

Glendalough (El valle de los mil lagos)

Se puede llegar en coche fácilmente desde Dublín, disfrutando de la ruta a lo largo del río Slaney, o bien contratando algún tour en la capital que llegan a la zona en autobús, pero con tiempo limitado y más condicionados. Merece la pena perderse por el Parque Nacional de Wicklow porque es un lugar tranquilo y espiritual, o ascender hasta la St. Kevin´s Cell, donde hay vistas de todo el valle. Además la variedad de flora y fauna es sorprendente, sobre todo en cuanto a los distintos tipos de aves que pueden avistarse, como cisnes, mirlos, patos, garzas o martines pescadores.

Glendalough (El valle de los mil lagos)
Glendalough (El valle de los mil lagos)

Glendalough

Inis Mór

Inis Mor - Puerto de Kilronan

Inis Mór (o Inishmore en inglés) es, literalmente, “la isla grande” de las tres islas de Arán. Y es la que tiene más cosas que ver en un día. Está ubicada en el Océano Atlántico, muy cerca de la bahía de Galway, en Irlanda. En ella viven menos de 1000 personas. Y es famosa por su tradición irlandesa, su tranquilidad y sus ruinas cristianas, pre-cristianas y celtas.

Se puede recorrer en minibus, a caballo, en bicicleta o caminando. Sus 31 km2 , con muy poco desnivel, hacen que merezca la pena alquilar una bicicleta todo el día para tener libertad de movimiento. El punto más importante es el fuerte Dún Aonghasa, un sitio arqueológico muy interesante y con vistas a unos acantilados muy bonitos. Sus tranquilas carreteras llevan a otros fuertes más pequeños, lugares como las Seven Churches (ruinas cristianas) o el Worm Hole (donde se realizan saltos acrobáticos de competición). También tiene playas bonitas, y se puede divisar una colonia de focas o tomar una pinta en el pub del puerto.

Inis Mor - Dún Aonghasa

Muchas compañías turísticas de Galway ofrecen llevarte en autobús hasta el puerto de Rossaveal y viaje en ferry por la mañana; así como la vuelta en ferry y autobús a la ciudad por la tarde. Los horarios de los ferrys están muy claros y bien establecidos. Y se pueden disfrutar 5-6 horas en la isla. Además, en el puerto de Kilronan, hay un supermercado para comprar el avituallamiento del día.

Inis Mor
Inis Mor

Inis Mor

Pin It on Pinterest