Castillo Peleș

Castillo_Peles

El espectacular paisaje rumano ofrece una infinidad de monumentos por visitar, y es en los Cárpatos donde encontramos un castillo catalogado como uno de los más bellos de toda Europa.

Castillo_Peles_jardin

Jardín del castillo

A unos minutos de la famosa ciudad de Sinaia, cerca del cauce del río Peles, se localiza una zona mágica rodeada de montañas donde el rey Carlos I de Rumania ordenó la construcción del emblemático Castillo Peleș en 1873, el cual se convertiría en su residencia de verano. Con un estilo neorrenacentista alemán y pequeños toques góticos, el castillo cuenta con 160 habitaciones, cada una construida con diferente estilo y materiales. El lujo del castillo va más allá de sus habitaciones, ya que se convirtió en el primer castillo europeo en disponer de electricidad, gracias a la pequeña central eléctrica erigida en la rivera del río Peleș.

Castillo_Peles_1

Castillo Peleș

Para llegar al castillo basta con tomar un tren de Brașov o Bucarest a Sinaia, una vez en la ciudad hay que caminar 10 minutos cuesta arriba. Apróximadamente cada 30 minutos hay alguna conexión ofrecida ya sea por la compañía estatal CFR o Regiotrans. De Brașov el trayecto dura una hora y cuesta 7 lei (1,80€); desde Bucarest, en tren lento toma 2,5 horas y cuesta 18 lei (4€), mientras que el tren rápido sólo hace 1,5 horas por 30 lei (7,5€).

Cabe mencionar que la entrada al Castillo es con guía incluido en el precio del boleto y está dividida en visita sencilla por 20 lei o completa por 50 lei. Para tomar fotos dentro, incluso con celular, hay que pagar 30 lei extra por el permiso.

Pin It on Pinterest