Isolina

Isolina (Lima - Perú - América) ⋆ Trio Viajero

Isolina es una taberna criolla peruana con sabor a antaño, a comida casera familiar. No en vano, el chef se inspiró en los platos de su madre, llamada Isolina, para confeccionar la carta, el estilo del restaurante y su esencia. Los platos y fuentes son de estilo antiguo, de latón o porcelana, que nos trasladan en cuanto a sensaciones, olores y tacto al siglo pasado.

Está ubicada en el bohemio barrio de Barranco, en Lima (Perú). Muy cerca de la plaza y del famoso Puente de los SuspirosEl espacio está ambientando como una vieja taberna limeña, casi todo realizado de madera y con las vigas de madera a la vista. Tiene dos plantas, la parte baja es más distendida y la planta superior está preparada para comidas y cenas en pareja, familia o amigos. Además tiene un balcón con vistas a la calle principal.

Isolina (Lima - Perú - América) ⋆ Trio Viajero

Los platos forman parte de la cocina criolla, esa mezcla tan especial y sabrosa entre española y americana. Son ricos, generosos y contundentes, y vienen bien acompañados de salsas típicas (como la criolla, mayonesa o distintos tipos de ají) y guarniciones (como el tacu tacu o el plátano macho). En la carta mezclan platos fríos y platos calientes, y van rotando los platos cada mes según mercado y temporada. La papa rellena está muy rica, y el adobo de codillo, además de enorme (pueden comer 8 personas con uno) muy jugoso. Para algunos platos utilizan casquería como mondongo, hígado, sesos o hueveras. Los platos de pescado están bien elaborados. Y también son ricos los postres y los tragos.

Isolina (Lima - Perú - América) ⋆ Trio Viajero
Isolina (Lima - Perú - América) ⋆ Trio Viajero

El precio no es demasiado alto, pagando por una comida completa unos 50 soles por persona (12€). Eso sí, casi todos los platos son para compartir, generando ese ambiente de taberna, de charla distendida, tan especial. En definitiva, Isolina es una buena apuesta gastronómica para pasar un gran velada limeña.

Isolina

Reședința Rotundu

Trio Viajero - Moldavia - Butuceni - Resedinta Rotundu

La Reședința Rotundu es una agropensión ubicada en Butuceni (Moldavia), en la zona de Orheiul Vechi (“El viejo Orhei”), que es posiblemente la zona más bonita de Moldavia, o al menos la más interesante a nivel histórico y religioso. Se puede acceder a ella con coche o mediante algún autobús que haga la ruta desde Chisinau a Butuceni (o al propio Orheiul Vechi), pero los autobuses en Moldavia son aún un poco caóticos a la hora de conocer horarios y paradas.

El alojamiento está formado por dos edificios grandes donde se encuentran el restaurante y las habitaciones (muchas y variadas), así como una finca con un patio precioso, árboles frutales, zonas para pasear e incluso una sauna totalmente equipada. Nuestra habitación, para cinco personas, tenía diferentes compartimentos para meter leña y calentarla, uno de ellos debajo de la estructura que servía de cama doble, y dormimos bien calentitos porque la zona es fría en Otoño e Invierno.

Trio Viajero - Moldavia - Butuceni - Resedinta Rotundu

Pero lo que más nos gustó de la Reședința Rotundu fue el trato que nos dieron, así como la cena y el desayuno, espectaculares ambos, con platos tradicionales de la cocina moldava. También tienen una pira en el patio para hacer fuego por las noches mientras se bebe algo. Además, Constantin, el encargado, nos preparó una cata de sus vinos en la finca de al lado, gratis, compuesta por siete tipos de vino y varios licores caseros, que a alguno de nosotros dejó fuera de combate. Tanto él, como Corina, como el resto de empleados hicieron que nuestra estancia allí fuera especial. Se puede reservar por Booking.

Trio Viajero - Moldavia - Butuceni - Resedinta Rotundu
Trio Viajero - Moldavia - Butuceni - Resedinta Rotundu

Reședința Rotundu

Valle del Colca

Trío Viajero - Valle del Colca (Perú - América)

Este valle está modelado por el río Colca (con más de 130km hasta el Pacífico), palabra como resultado de la unión de dos tribus que lo habitaban: los Collaguas y los Cabanas. Está ubicado al norte de Arequipa y al este de Puno, en la provincia de Caylloma, justo encima de la Reserva Nacional Salinas – Aguada Blancas. Tiene 100km de longitud, y en su punto más occidental termina en el Cañón del Colca. Es un valle interandino, que va desde los 3.000 hasta los 5.000 msnm, y tienen aguas termales procedentes de los volcanes cercanos.

Los habitantes del valle intentan mantener las tradiciones ancestrales de sus tribus, entre ellas las danzas, muy interesantes y llamativas. Los bailarines, tanto ellas como ellos, se ponen ropas de colores y faldas, y realizan bailes a base de saltitos pequeños, giros del cuerpo y movimientos coordinados. Una de ellas, la más famosa es el Wititi (o “danza del amor”), declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, y que se baila en grupos de parejas. Su gastronomía es andina, con productos como la carne de alpaca.

Trío Viajero - Valle del Colca (Perú - América)

El valle está formando por pueblos pequeños con encanto como Chivay, Yanque, Maca o Cabanaconde, todos ellos en su margen izquierda, que es la más turística. Al otro lado del río hay pueblos más pequeños, así hasta catorce pueblos coloniales. Fue importante por su agricultura, sobre todo de patatas y maíz, y durante el virreinato español de Pizarro sirvió como fuente de alimento, de esa época son las preciosas iglesias que tienen su lugar prominente en cada pueblo. Posteriormente se descubrieron minas de cobra, plata y oro. Y hoy en día es una zona eminentemente turística. En la zona se pueden ver vicuñas salvajes, y también pastores de llamas y alpacas. La flora y la fauna son las habituales andinas, y el rey del valle es el cóndor.

Trío Viajero - Valle del Colca (Perú - América)
Trío Viajero - Valle del Colca (Perú - América)

Valle del Colca

Puerta de Hayu Marka

Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)

La Puerta de Hayu Marka o Portal de Aramu Muru es un lugar misterioso, mágico y sorprendente. Está ubicado muy cerca de Juli (Perú), al sur de Puno y cerca de la orilla del Lago Titicaca. Se puede llegar en coche desde toda esa zona hasta un camino no demasiado señalizado o bien contratando un tour guiado con alguna empresa desde Puno. La entrada a la zona es libre, pero a veces cobran entrada (5 soles).

El lugar en sí merece la pena, puesto que las piedras a su alrededor tienen formas extrañas, algunas parecidas a animales. El portal es de piedra maciza, está cincelado en la roca original y tiene unas dimensiones de 7 metros cuadrados, así como otra pequeña puerta con una hendidura circular a la altura de la cabeza en posición de rodillas. Fue redescubierto por un guía local, a través de un sueño, hace menos de 30 años.

Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)

Toda la información y la historia de este portal está aún poco contratada, pero merece la pena contarla. Según parece el sacerdote inca Aramu Muru, del templo de los Siete Rayos, se llevó el disco de oro sagrado de Coricancha (en Cuzco) para que no cayera en manos de los conquistadores españoles. Y recorrió el camino hasta el Titicaca huyendo de ellos. Una vez en el lago este sacerdote se puso en contacto con chamanes de la tribu aimara, que le hablaron de un portal hacia la “ciudad de los dioses” donde podría estar a salvo. Esos chamanes iniciaron el rito para abrir la puerta gracias al disco dorado y, tanto sacerdote como disco, desaparecieron en su interior. Hoy se rumorea que hay personas y chamanes actuales que ven, oyen o sienten cosas al apoyar la cabeza en el hueco circular de la pequeña puerta estanca (¿hecho por el disco?) y las manos a su lado.

Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)
Puerta de Hayu Marka (Puno - Perú - América)

Puerta de Hayu Marka

Islas flotantes Uros

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Las islas flotantes de los Uros están dentro del lago Titicaca, en Puno (Perú). Se puede acceder a ellas mediante tours diarios en barco, contratados en las agencias de la ciudad o directamente en el puerto de Puno. En ellas habitan los descendientes de los Uros, tribu preinca que habla la lengua aimara y cuyo modo de vida está ligado al lago: pesca, caza de aves y turismo.

Cada isla tiene un presidente, y es habitada por unas pocas familias para soportar un peso adecuado a la estabilidad de estas islas artificiales. Actualmente hay unas 80 islas y en ellas viven menos de 300 familias. Las casas solo tienen una habitación, y suelen cocinar al aire libre para evitar incendios. Hay algunas islas más grandes, llamadas capitales. Y entre ellas y la tierra firme se desplazan en barcazas.

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Lo más llamativo de estas islas flotantes es el material con el que están construidas, la totora. La totora es una especie de junco resistente que crece en las orillas del Titicaca, y que es la piedra angular de los Uros. Con ella construyen, además de las islas, las casas, las sillas, las barcas y multitud de artesanía. Además les sirve de medicina y de comida, ya que la parte inferior, llamada chullo, es comestible.

Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)
Islas flotantes de Uros en el lago Titicaca (Perú)

Uros

Pin It on Pinterest