Abadía de Holyrood

Abadía de Holyrood (Edimburgo - Escocia - Europa) ⋆ Trio Viajero

La abadía agustina de Holyrood se encuentra al final de la Royal Mile de Edimburgo (Escocia), en el lago opuesto al castillo, dentro de los terrenos del Palacio de Holyroodhouse. Holyrood significa “Santa Cruz”, ya que rood es una palabra antigua para cross (cruz). Se visita junto con el palacio (que también es interesante), y la entrada conjunta cuesta 12 libras.

Fue construida por orden del rey David I de Escocia, en el siglo XII, y está en ruinas desde el siglo XVIII. Pero son unas ruinas preciosas, evocadoras del medievo escocés, y por lo tanto europeo. Pasear entre sus muros derruidos, sus ventanas sin vidrieras y el cielo como techo provoca un sentimiento de fascinación especial. Además hay varios reyes escoceses enterrados allí.

Abadía de Holyrood (Edimburgo - Escocia - Europa) ⋆ Trio Viajero

Cuenta la leyenda que un domingo, antes de ir a misa, el rey fue a cazar al bosque de esa zona, cuando apareció un venado con una cornamenta enorme que estuvo a punto de matarle. Pero sucedió un milagro, apareció una cruz dorada entre las astas del animal y dos ángeles que le hicieron huir. Desde entonces ese es el símbolo de Holyrood, la cabeza del venado con sus cuernos y una cruz en medio. Hoy se sabe que los dos ángeles eran dos jóvenes plebeyos de la zona, a los que el rey nombró caballeros. En cualquier caso, la abadía existe gracias a este episodio milagroso. Y hoy en día podemos maravillarnos en ella.

Abadía de Holyrood (Edimburgo - Escocia - Europa) ⋆ Trio Viajero
Abadía de Holyrood (Edimburgo - Escocia - Europa) ⋆ Trio Viajero

Abadía de Holyrood

The Hermitage

The Hermitage (Escocia - Reino Unido - Europa) ⋆ Trio Viajero

Escocia está llena de bosques de ensueño, mágicos, medievales, con todo el encanto de otra época y con la naturaleza funcionando en estado puro. Entre ellos encontramos The Hermitage, junto a la pequeña localidad de Dunkeld, y a 100 km de Edimburgo. Se puede visitar de forma gratuita, pero el parking cuesta 2 libras. Tiene varias rutas en su interior, de unas 2 horas.

A nivel histórico destacamos que el bosque es “artificial”, fue creado por los duques de Atholl que, a lo largo del siglo XVIII, plantaron miles de árboles junto a su residencia de invierno. Siglos más tarde nos encontramos con árboles extraños y enormes, destacando los abetos de Douglas americanos (con más de 60 metros de altura), y propiciando ese entorno de fantasía.

The Hermitage (Escocia - Reino Unido - Europa) ⋆ Trio Viajero

The Hermitage bordea el río Tay y es atravesado por el pequeño río Braan, sobresaliendo en éste las cascadas Black Linn. Además tiene pocos edificios antiguos y un puente de piedra muy bien integrados, algunos de ellos están dedicados al poeta ciego irlandés Ossian, como una cueva para ermitaños, o un edificio circular desde el que se puede disfrutar de la cascada, el Ossian’s Hall. Es, sin duda, uno de los bosques accesibles más bonitos de Escocia.

The Hermitage (Escocia - Reino Unido - Europa) ⋆ Trio Viajero
The Hermitage (Escocia - Reino Unido - Europa) ⋆ Trio Viajero

The Hermitage

Convento de Santa Catalina de Siena

Trio Viajero - Santa Catalina - Arequipa - Perú - América

El monasterio (o convento) de Santa Catalina de Siena está ubicado en el corazón de Arequipa (Perú). Es una ciudadela de unas 2 hectáreas, separada del resto de la ciudad por un muro de 4 metros que aislaba a las mujeres religiosas que lo habitaban: criollas, mestizas y curacas (incas conversas). A ellas y a sus siervas, ya que la mayoría de las monjas eran ricas herederas de las familias más importantes de Perú. Es Patrimonio de la Humanidad, junto con el centro histórico de Arequipa.

Está formado por 4 barrios coloridos, que contrastan con la “Ciudad Blanca”. Tonos intensos de ocre, azul, rojo o amarillo van decorando patios, claustros y callejuelas, con nombres de ciudades españolas. Y es que el estilo arquitectónico (basado en el sillar) es de tipo colonial español, pero realizado por indígenas, otorgando un mestizaje llamativo a la obra. Además se pueden encontrar frescos y salas completas. Y se pueden visitar muchas celdas originales de las monjas catalinas.

Trio Viajero - Santa Catalina - Arequipa - Perú - América

Fue en el siglo XVI cuando el 5º virrey del Perú, Francisco de Toledo, concedió la licencia para el monasterio a petición popular. Y Doña María de Guzmán, una rica viuda sin descendencia, la que donó todos sus bienes para la construcción. Hasta hace unos 50 años fue privado y no admitían a monjas españolas. Ahora está abierto al público, siendo una de las principales atracciones de Arequipa (se puede visitar a partir de 30 soles). El tour nocturno es especial, porque las calles están alumbradas con velas y candiles, como en la época de su inauguración, dotando al complejo de un aura antigua de tradición y fe. Aún hay una zona donde viven las religiosas hoy en día, que se dedican principalmente a la repostería para subsistir.

Trio Viajero - Santa Catalina - Arequipa - Perú - América
Trio Viajero - Santa Catalina - Arequipa - Perú - América

Monasterio de Santa Catalina de Siena

Szlak Orlich Gniazd

Trío Viajero > Szlak Orlich Gniazd (Polonia - Europa) > Castillo Ogrodzieniec

Los amantes de la Edad Media pueden encontrar una ruta maravillosa llena de castillos y fortalezas en Polonia, la llamada “Ruta de los nidos de águila“, o en su nombre original: Szlak Orlich Gniazd. También es interesante para los enamorados de la naturaleza, o para quienes quieran salir con el coche (o en bicicleta) por carreteras espectaculares; de hecho, cualquier viajero disfrutará en esta ruta medieval (siglo XIV). Además, cualquier motivo es bueno para visitar la siempre sorprendente Polonia.

Esta ruta va desde Czestochowa hasta Cracovia, pasando por pueblecitos polacos con mucho encanto, y recorriendo algunos bosques y Parque Naturales (como el de Ojców). El recorrido total es de menos de 150 km, pero recomendamos dividir la ruta en varias etapas y dormir en la zona, para poder visitar varios de los casi 30 castillos ubicados en las cimas de colinas de roca caliza (de ahí su nombre: nidos de águila). Su estilo es gótico y están construidos con la misma piedra caliza sobre la que se elevan, por lo que su color principal es el blanco.

Trío Viajero > Szlak Orlich Gniazd (Polonia - Europa) > Castillo Ojców

Algunos están en ruinas y su visita es de acceso libre, como los de Olsztyn, Rabsztyn o Mirów; otros están reformados y se pueden visitar con guía, como los de Bobolice (precioso), Pieskowa Skała u Ojców; y otros a medio restaurar y con acceso de pago, como Ogrodzieniec, escenario de películas y leyendas, como la de su Perro Negro, criatura fantasmal que acecha por la noche. Fueron ordenados por el rey Casimiro III de Polonia con el propósito de proteger a Cracovia de tropas invasoras.

Trío Viajero > Szlak Orlich Gniazd (Polonia - Europa) > Castillo Olsztyn
Trío Viajero > Szlak Orlich Gniazd (Polonia - Europa) > Castillo Bobolice

Olsztyn

Rabsztyn

Mirów

Bobolice

Pieskowa Skała

Ojców

Ogrodzieniec

Castillo Poenari

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari

El castillo o ciudadela de Poenari está ubicado en Rumanía, y se accede a él a través de la carretera Transfăgărășan (de las más bonitas del mundo), a unos 25km de Curtea de Argeș, capital histórica de Valaquia. Se encuentra en una posición elevada dentro del valle del río Argeș, cerca a las montañas Făgăraş, en un entorno natural privilegiado. Eso sí, hay que tener cuidado por los osos que habitan en la zona, por lo que aconsejamos seguir estas recomendaciones.

El castillo Poenari es el auténtico castillo de Vlad Tepes, el príncipe rumano que sirvió de inspiración a Bram Stoker para crear a Drácula. Es menos turístico que otros pero se debe, sobre todo, a su difícil acceso, a su estado semi-ruinoso y a estar fuera de la ruta turística rumana más habitual por Transilvania, donde sí se sitúa el castillo de Bran, que han utilizado como reclamo para Drácula. Fue construido en el siglo XIII, y utilizado intermitentemente hasta el siglo XVII. Vlad III el Empalador lo utilizó como principal baluarte contra los otomanos en el siglo XV.

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari

Subir hasta la cima de Poenari no es tarea sencilla, ya que la escalera de acceso está compuesta por más de 1400 escalones en distintos tramos (unos 30 minutos para su ascenso), a través del conocido como Bosque de los Empalados, con estacas clavadas en los cuerpos de sus enemigos, que el príncipe utilizaba como advertencia para quienes osaran subir hasta el castillo. En general, la dificultad no es elevada pero sí se necesitan condiciones físicas mínimas, y recomendamos subir con agua y dulces. La entrada es barata, mucho más que para otros castillos. Como está en ruinas y es pequeño la visita no dura más de 30-40 minutos, leyendo los pocos carteles que explican la historia del castillo y de Vlad. Lo más llamativo son las vistas impresionantes al valle.

Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari
Trio Viajero - Rumanía - Valaquia - Castillo Poenari

Castillo Poenari

Pin It on Pinterest