Kruja

Kruja (Krujë en albanés) es un pequeño pueblo al norte de la capital Tirana, pero con mucha historia y un encanto especial, con sabor a leyenda antigua y turismo renovado. Y es que hablar de Kruja es hablar de Skanderbeg, el héroe nacional de Albania y uno de los personajes más interesantes y desconocidos de la Historia de Europa. Esta fue su cuna; y su castillo, el escenario principal de su batalla por la libertad contra el imperio otomano.
Castillo de Kruja
El castillo, ubicado en la cima de la colina, se puede visitar por muy poco dinero, y merece la pena porque su interior conserva bien el legado de Albania; así como, por ejemplo, la colaboración de Albania y España (época de Alfonso V) contra Turquía. Armas, escudos, murales, cuadros, habitaciones bien conservadas y una vista panorámica del valle completan la visita, cuya duración puede ser de entre 2 y 3 horas.
Pero no todo en Kruja es su castillo. Está rodeada de montañas y tiene algunas otras edificaciones históricas interesantes, como torres, museos, mezquitas y minaretes. Además la calle comercial que sube hasta la entrada principal está conservada en su estilo antiguo, organizando una especie de bazar a sus lados, que recuerda a otras zonas y otros tiempos.
Calle comercial de Kruja
Llegar a Kruja desde Tirana es relativamente sencillo, está a unos 30 km y la duración del viaje son unos 50 minutos en autobús. Estos se pueden coger, a veces incluso al vuelo, en la estación de la calle Dritan Hoxha, preguntando a la gente o a los conductores. Además hay bastante frecuencia diaria, por lo que se puede ir y volver en el mismo día.
Castillo de Kruja
Castillo de Kruja

Krujë

Y si necesitáis un seguro de viajes, recordad que tenemos un acuerdo con Cover on Trip. Utilizando nuestro código promocional: TRIOVIAJERO (todo junto y en mayúsculas) obtendréis un 10% de descuento en vuestro seguro. Calidad a buen precio 🙂

Ciudadela de Rasnov

Rasnov_pueblo

En la vastedad de Transilvania, a tan sólo 15 km de Brasov, encontramos el pequeño pueblo de Rasnov, mejor conocido por su ciudadela ubicada a 150 metros de altura sobre la cima de la montaña adyacente.

Rasnov_bandera_rumania

Panorama

La fortaleza fue construida entre los años 1211 a 1225 por orden de los Caballeros Teutónicos, debido a su ubicación en la ruta de comercio entre Transilvania y Valaquia, se convirtió en un importante centro de comercio. La ciudadela logró ser penetrada sólo una vez y permaneció activa hasta 1850 debido al estado ruinoso en el que se encontraba ocasionado por incendios y un terremoto.

Para acceder a la ciudadela hay 3 maneras, siendo la más fácil en auto; tomando el funicular al pie de la montaña o bien caminando cuesta arriba por la vereda a través de un agradable bosque durante unos 15 minutos. La entrada cuesta 10 lei, aproximadamente 2,5 €. Una vez dentro se puede apreciar la impresionante vista hacia los Cárpatos, al pueblo y los alrededores.

casas_ciuadedela_Rasnov

Casas dentro de la ciudadela

Para llegar desde Brasov basta con tomar en la Autogara 2 (segunda estación de autobuses) cualquiera de los autobuses que van hacia Bran y pedirle al conductor que te baje en Rasnov, de ahí caminar 10 minutos hacía la montaña atravesando el pueblo de Rasnov, el trayecto cuesta sólo 4 lei.

El Morro

Fortaleza_El_Morro

En la pintoresca ciudad de San Juan, Puerto Rico, encontramos una de la fortalezas más grandes contruidas durante la época colonial española.

El_Morro_áreas_verdes

Áreas verdes y vista al mar

El Castillo o Fuerte de San Felipe del Morro, mejor conocido como El Morro, está localizado a las afueras de la ciudad vieja de San Juan, en el extremo norte de la isla. Fue erigido en el siglo XIV para proteger la entrada a la bahía de San Juan, ya que también servía como punto de escala para las embarcaciones españolas en dirección a otras partes del continente americano. Debido a su ubicación e importancia, la fortaleza fue testigo de diversos ataques, ocasionando extensiones y modificaciones a la misma por un periodo de aproximadamente 250 años hasta tomar su forma actual.

Tranvía_San_Juan_El_Morro

Tranvía ruta 4

El Morro, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983, ofrece vistas impresionantes del mar que rodea la isla, a la ciudad vieja, así como extensas áreas verdes a su alrededor. La entrada cuesta 5 dólares e incluye también el acceso al Castillo de San Cristóbal y al Fortín San Juan de la Cruz, que junto con las murallas y bastiones conforman el denominado Lugar Histórico Nacional de San Juan.

Se puede llegar con el tranvía ruta 4, el cual es gratuito y cuenta con diferentes paradas en la ciudad vieja, incluída una en la zona de muelles donde encayan los cruceros; caminando, hay que cruzar la ciudad vieja cuesta arriba, pasando por la Plaza de Colón.

Castillo Peleș

Castillo_Peles

El espectacular paisaje rumano ofrece una infinidad de monumentos por visitar, y es en los Cárpatos donde encontramos un castillo catalogado como uno de los más bellos de toda Europa.

Castillo_Peles_jardin

Jardín del castillo

A unos minutos de la famosa ciudad de Sinaia, cerca del cauce del río Peles, se localiza una zona mágica rodeada de montañas donde el rey Carlos I de Rumania ordenó la construcción del emblemático Castillo Peleș en 1873, el cual se convertiría en su residencia de verano. Con un estilo neorrenacentista alemán y pequeños toques góticos, el castillo cuenta con 160 habitaciones, cada una construida con diferente estilo y materiales. El lujo del castillo va más allá de sus habitaciones, ya que se convirtió en el primer castillo europeo en disponer de electricidad, gracias a la pequeña central eléctrica erigida en la rivera del río Peleș.

Castillo_Peles_1

Castillo Peleș

Para llegar al castillo basta con tomar un tren de Brașov o Bucarest a Sinaia, una vez en la ciudad hay que caminar 10 minutos cuesta arriba. Apróximadamente cada 30 minutos hay alguna conexión ofrecida ya sea por la compañía estatal CFR o Regiotrans. De Brașov el trayecto dura una hora y cuesta 7 lei (1,80€); desde Bucarest, en tren lento toma 2,5 horas y cuesta 18 lei (4€), mientras que el tren rápido sólo hace 1,5 horas por 30 lei (7,5€).

Cabe mencionar que la entrada al Castillo es con guía incluido en el precio del boleto y está dividida en visita sencilla por 20 lei o completa por 50 lei. Para tomar fotos dentro, incluso con celular, hay que pagar 30 lei extra por el permiso.

Castillo de Trakai

Castillo_Trakai

Localizada en una zona de lagos, a tan sólo 28 km de Vilnius, Trakai ofrece diferentes atracciones para visitar, la más reconocida es el emblemático Castillo de Trakai.

Trakai_lago_Galve

Lago Galve

Construido en una de las islas del lago Galve durante el siglo XIV y terminado en el año 1409 por Vytautas el Grande, el castillo jugó un papel importante en convertir, por un tiempo, a Trakai en el centro político y administrativo del Grand Ducado de Lituania. Sin embargo, durante el siglo XVII fue dañado severamente y dejado en el olvido. En 1935 iniciaron los trabajos de reconstrucción, para dejarlo en su actual versión en 1961.

Castillo_Trakai_guillotina

Jugando con la guillotina

Lo que hace resaltar al Castillo de Trakai, no sólo es su impresionante ubicación rodeada de lagos y áreas verdes, sino el llamativo color rojo de los ladrillos con los que fue construido.

La entrada al castillo cuesta 6 € e incluye la entrada al múseo, el cual cuenta con exhibiciones de artefactos, monedas, vestimenta, entre otros. Durante el verano, a las afueras del castillo se ofrecen actividades como carabina y tiro de arco.

Desde Vilnius salen autobuses y trenes a Trakai con gran frecuencia, el trayecto dura de 30 a 40 minutos respectivamente, y el precio del boleto es de 1,70 €. Llegar al castillo desde la parada toma 15 minutos, en los que se puede apreciar las típicas coloridas casas  de madera.

Pin It on Pinterest

Ir al contenido