La Pavona a Tortuguero

Este es uno de los trayectos más interesantes de Costa Rica porque únicamente puede hacerse en barco. Para llegar hasta La Pavona se puede alquilar un coche (hay parking privado para dejarlo por 10$/noche) o ir en dos autobuses desde San José (haciendo el cambio en Cariari).

CostaRica-LaPavona-Tortuguero-barcaEs importante llegar a La Pavona por la mañana porque los horarios de los viajes en barcas oficiales (4$/persona) no son estables y su frecuencia diaria es baja (3 viajes/día). Otra opción es contratar una lancha privada (10$/persona). En La Pavona es sencillo conseguir el billete o llegar a un acuerdo.

En el embarcadero hay bar, restaurante y una pequeña tienda, así como un puesto de información oficial sobre Tortuguero. Por otra parte, desde Tortuguero solo se puede volver a tierra firme a través de La Pavona o de Moín (en Puerto Limón).

CostaRica-LaPavona-Tortuguero-caimanDurante la travesía, que dura más o menos una hora, las barcas recorren canales y ríos con distinto caudal, entre los que se asientan islotes de selva. Es muy fácil ver animales; hay muchos tipos de aves (siendo las garzas las reinas), también se ven cocodrilos, caimanes e iguanas, o monos araña, aulladores y perezosos por las copas de los árboles.

Todo alrededor de la barca irradia vida, naturaleza y libertad, es como formar parte de una expedición de la época de los primeros exploradores. Los patrones de las embarcaciones suelen parar si ven algún animal interesante para observarlo bien y hacer fotos. En ocasiones durante la travesía, dependiendo del nivel del agua, hay que cambiar de una barca a otra, sin aviso previo, como parte del encanto de esta aventura. En Tortuguero, famoso por su Parque Nacional, comienza una nueva experiencia.

CostaRica-LaPavona-Tortuguero-embarcadero

Vasamuseet

El Vasa fue un navío de guerra sueco del siglo XVII, construido por orden del rey Gustavo Adolfo II de Suecia. Es el único en el mundo de ese siglo que se ha recuperado casi en su totalidad. Para conservarlo han construido un museo específicamente para él, el Vasamuseet, que se encuentra en la la isla de Djurgården, en Estocolmo. Se inauguró en 1990 y es el museo más visitado de toda Escandinavia.

Suecia_Estocolmo_Vasamuseet_decoracionLa historia del Vasa es corta, muy corta. Para construir el navío de guerra más poderoso jamás visto hasta esa fecha se dedicaron 3 años, y trabajaron unas 400 personas. El día 10 de Agosto de 1628 el buque realizó su viaje inaugural desde el puerto de Estocolmo y se hundió prácticamente al tocar el agua.

Un par de ráfagas de viento y un peso desproporcionado hicieron que el barco escorase, el agua entró en las cubiertas de los cañones y se fue a pique. Al menos 30 tripulantes de los 200 que iban en el barco murieron ahogados.

Suecia_Estocolmo_Vasamuseet_cañonPermanecería hundido más de 300 años, pero en buen estado ya que el agua del mar Báltico es salobre, poco salada, y no proliferan tanto los moluscos que se comen la madera. Fue reflotado en los años 50, con procedimientos muy interesantes de esa época (incluidas escafandras primitivas), y tratado con productos para su conservación y exposición.

Se han recuperado más de 14.000 objetos del barco, incluidas 700 esculturas de madera, que se ubicaron en su posición original. En aquella época los navíos no eran solo barcos, eran palacios flotantes, y se nota al visitar los restos del barco y sus reliquias. También hay salas en las que recrean zonas del propio barco, como una parte de la cubierta de cañones; así como películas, exposiciones de batallas y material interactivo.

Se puede visitar prácticamente todos los días del año con un horario muy amplio. La entrada para adultos cuesta 130 SEK (=14€), para estudiantes 100 SEK y para niños y adolescentes es gratis. El museo ofrece audioguías en 16 idiomas, incluido español.

Suecia_Estocolmo_Vasamuseet_Vasa

Castillo Devin

Castillo_Devin

Existen infinidad de atractivos turísticos a las afueras de las ciudades que uno visita, los cuales pasan desapercibidos por falta de tiempo o planeación. Muchas veces basta con tomar un autobús, tren o barco y un par de horas extra para poder apreciar un magnifico lugar o increíbles panoramas. Este es el caso del Castillo Devín.

Castillo_Devin_Bratislava

Localizado a tan sólo 11 km del centro de Bratislava, encontramos el famoso castillo en ruinas sobre un acantilado de 212 m, justo donde confluyen el gran Danubio y el río Morava. Los orígenes del Castillo Devín se remontan al período Neolítico, pues su ubicación estratégica fue de vital importancia para controlar diferentes rutas de comercio, del ámbar y posteriormente durante el imperio Austro-Húngaro. Sin embargo, tras la invasión de Napoleón, el castillo fue destruido en 1809.

Castillo_Devin_Panorama

Aunque el castillo está en ruinas, el sitio ofrece una espectacular vista de la región y la confluencia de los ríos, así como una pequeña exhibición de la historia del castillo y acceso a la primera iglesia cristiana al norte del Danubio, construida por los Romanos.

El castillo está abierto todo el año excepto los lunes. De octubre a abril (10:00 – 16:30) y de mayo a septiembre (10:00 – 17:30, sábados y domingos hasta las 18:30).

La manera más fácil de llegar es tomando el autobús 28 o 29 debajo del puente SNP (Most SNP), sin embargo, la mejor alternativa es en barco  con salidas a las 10:00 y 14:30 desde el pequeño puerto ubicado a unos pasos de la ciudad vieja. El barco sólo opera de abril a septiembre y el precio del boleto ida y vuelta es de 10 €, por lo que se recomienda comprarlo con anticipación, ya sea en el puerto o a través de su página.

Pin It on Pinterest